LA IZQUIERDA SE ENCOGE

Posted on 26 octubre 2009

2


Artículo publicado el 12de octubre de 2009 en Tinta Digital (publicación original aquí).

Como un papel que al mojarse se arruga y encoge la izquierda va perdiendo fuerza y peso en el panorama europeo. Por el contrario la derecha es más bien como una esponja que al contactar con el agua crece y se hincha. Hoy en día ese agua bien podría ser la crisis que ha hecho estragos en los partidos de izquierda y centro izquierda, mientras que al otro lado del espectro político los partidos de derechas y centro derecha han salido beneficiados.

Elecciones Europeas

Los primeros síntomas claro en la izquierda fueron las pasadas elecciones europeas:

  • Grupo de la alianza progresista de los socialistas y demócratas en el Parlamento Europeo sumó un 25% de los eurodiputados, 2’19% menos que en 2004.
  • Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica sumó un 4’8% de los eurodiputados, 0’75% menos que en 2004.

Por otro lado la derecha también se vió afectada debido al retroceso en algunos bastiones de la derecha como Italia, mientras que el grupo liberal crecía con fuerza:

  • Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos) sumó un 36% de los eurodiputados, un 2’1% menos que en 2004.
  • Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa sumó un 11’4% de los eurodiputados, un 2’25% más que en 2004.

Entre los dos principales grupos de la izquierda sumaron un total de 29’8% de eurodiputados, un 2’94% menos que en 2004. Mientras que los dos principales grupos de la derecha sumaron un total de 47’4%, un 0’15% más que en 2004. De esta manera la derecha se hacía con el control del Parlamento Europeo. Los ciudadanos asustados con la crisis demandaban una política económica que les sacara del meollo, sin importar como se hiciera pero con la idea clara que la propensión de la izquierda hacia las políticas sociales no eran la mejor opción.

Los casos particulares

Pero no sólo se refleja en las elecciones europeas este retroceso, sino también en los casos particulares de cada nación. En el caso de España por ejemplo, en comparativa con las elecciones generales de 2008, el PSOE obtuvo un total de 38’51% de los votos por los 43’64% obtenidos en las europeas de 2009, mientras tanto el PP obtuvo un total de 40’11% de los votos por los 42’23% obtenidos en las europeas.

Pero esto no sólo ha ocurrido en nuestro país, sin ir muy lejos en las últimas elecciones de Portugal y Alemania. En este primero a pesar de haber ganado el partido socialista sus resultados han sido mucho peores que en las anteriores elecciones pasando de la mayoría absoluta a un 36’6%, mientras que la derecha representada en el Partido Social Demócrata que obtuvo un 29’1%, un punto más que en las anteriores elecciones.

Por su parte en Alemania la canciller Angela Merkel volvía a hacerse con el poder ha pesar de sus malos resultados (33’8%, casi dos puntos menos que en las anteriores elecciones), pero gracias a que la gran perdida de los socialdemócratas SPD que bajan, ni más ni menos, que once puntos, la canciller podrá hacer coalición con el partido liberal el cual obtuvo un 14’6%.

Estos tres casos son claros ejemplos del retroceso que está sufriendo la izquierda en toda Europa mientras la derecha coge fuerza y se afianza en el poder gracias a la actual crisis económica.

La excepción que confirma la regla

A pesar que en el resto de Europa, como ya hemos dicho, la izquierda no hace más que perder votos, en Grecia son estos los que consiguen el poder de manera aplastante. Aunque habría que analizar el caso concreto ya que Costas Karamanlis antiguo primer ministro se encontraba contra las cuerdas debido a la crisis, la mala gestión frente a los grandes incendios y los casos de corrupción. Esto le obligo a adelantar las elecciones dos años y como consecuencia el Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK) de Georgios Papandreu ganó claramente con un 43’67% de los votos por un 34’41% de Karamanlis.

Esta claro que la crisis ha hecho mucha mella en los partidos políticos de izquierda dando a entender que los ciudadanos no confían en ellos para salir de los problemas económicos en los que se encuentran sumergidos. Los resultados electorales son algo cíclico, en los momentos de crisis serán los partidos de derechas con sus ideas económicas liberales los que ganarán fuerza en detrimento de las políticas sociales, y solamente cuando la economía se vea saneada y la población se encuentre cómoda desearán partidos que piensen en su bienestar más que en su bolsillo, el cual se encuentra lleno, por lo que volverán a votar a los partidos de izquierda. Como un déjè vu, todo vuelve a empezar.

Anuncios
Posted in: Internacional