LA LITUANIA HOMÓFOBA Y LA EUROPA PERMISIVA

Posted on 30 septiembre 2009

0


Artículo publicado el 17 de setiembre de 2009 en Tinta Digital (publicación original aquí).

Lituania está a punto de debatir una nueva ley en la que podría criminalizar la homosexualidad. En julio ya se aprobó un texto legislativo llamado Ley de Protección de Menores contra el Efecto Perjudicial de la Información Pública. Bajo este título tan genérico se escondía la prohibición de materiales que hablen a favor de la homosexualidad, bisexualidad o poligamia en escuelas, lugares públicos y medios de comunicación. Básicamente hacer desaparecer de la vista pública la homosexualidad, como si no existiese.

Pero la cosa no acaba ahí, puesto que la nueva ley que se está debatiendo va un paso más allá: pretende criminalizar prácticamente cualquier expresión pública o retrato de la homosexualidad, así como información sobre ella. Con ello pararían los intentos de los colectivos de celebrar el Día del Orgullo Gay, que hasta el momento no se ha podido realizar en el país báltico, donde siempre lo han prohibido. Tanto Amnistía Internacional como la sección europea de la Asociación Internacional de Lesbianas y Gays (ILGA) ya han denunciado el caso ante la Unión Europea.

¿Y qué hace la Unión Europea?

Uno de los requisitos para se admitido en la Unión Europea es la compatibilidad legislativa entre el Estado miembro y las leyes de la UE; en resumidas cuentas, que no haya incompatibilidades entre leyes estatales y de la Unión. Es más, en la Carta de los Derechos Fundamentales, la cual será vinculante jurídicamente a partir de la aprobación del Tratado de Lisboa, se habla en su Capítulo I del derecho a la dignidad humana, en el Capítulo II del derecho a la libertad, respeto de la vida privada, libertad de expresión e información y en el Capítulo III de la igualdad ante la ley y la no discriminación.

¿Pero la Unión Europea qué hace al respecto? Por norma general no suele entrar en cuestiones nacionales a no ser que sea estrictamente necesario y, salvo presión popular, no veta ni impide que se aprueben este tipo de leyes. Ésta es una de las grandes tareas pendientes de la UE: plantear el debate y regular las leyes necesarias para que no haya un desequilibrio entre países como España, Suecia y Noruega en comparación con Lituania, Rumanía o Italia.

Creciente homofobia europea

Aunque es una falsa sensación, parece que en los últimos tiempo está creciendo la homofobia por Europa. Mientras fuera del continente llegan noticias como la aprobación para la adopción de los matrimonios gays en Urugay, en Europa sorprenden las leyes lituanas o los casos de Rumanía, Polonia o Italia, país éste último que ha tenido ciudadanos que han llegado a pedir asilo en España por la creciente homofobia.

Lo cierto es que esa discriminación siempre ha existido, pero gracias a la “era de la información” es ahora cuando se descubre y se puede constatar todos los casos que están ocurriendo, casos que deberían llamar la atención de los mandatarios de la Unión Europea para ponerse de acuerdo y plantear una leyes que todos deban de cumplir.

Anuncios
Posted in: Internacional