CUANDO EL RÍO SUENA…

Posted on 8 julio 2009

4


Fabra, Rajoy y Camps, el trio calavera.

Fabra, Rajoy y Camps, el trio calavera.

Cuando el río suena agua lleva, dice el refrán. Y este río lleva sonando mucho tiempo. El caso de la trama de corrupción que esta salpicando a Camps comienza a tener tintes de ser de un camino sin retorno, lo más sorprendente de todo esto no es el hecho de que un político esté implicado en un caso como este, sino que su partido lo siga defendiendo a capa y espada y “poniendo la mano en el fuego” por él.

Comprendo que el PP quiera seguir defendiendo que todavía no hay una sentencia en firme, que se fían de alguien que está tan arriba en el partido, etc. pero lo que no entiendo es que siga estando con ellos. Me explico. Lo normal, por lo menos bajo mi punto de vista, es que hubieran sustituido a Camps aún defendiendo que es inocente. Pero mantener a un político que a no ser que ocurra algo extraordinario va a salir bien trasquilado de todo este caso es un suicidio político.

Las razones que se me ocurren de porque Rajoy se aferra a Camps como a un clavo ardiendo son pocas. La primera que bastantes años costó apaciguar la guerra que se produjo en el PP valenciano entre zaplanistas y campsistas como para entrar ahora en otra guerra interna, que no está el horno para bollos. La segunda que Rajoy había apostado por Camps en vez de por Aguirre, los apoyos a este han sido mucho mayores que a los de la presidenta madrileña, en cambio el tiro le ha salido por la culata, lo cual podría propiciar que Esperanza ganara enteros y fuerza en el partido. Aún me resulta sorprendente como esta señora ha conseguido tener tanto poder en el partido.

En otros países sería impensable que un político imputado en un juicio así siguiera en el cargo, en EEUU por un mero lío de faldas dimiten porque saben que sino a las siguientes elecciones los votantes les retiran el voto, no me imagino en Alemania un político imputado en cualquier juicio puesto que los partidos los suelen cortar rápidamente. Sólo se me ocurre como símil, Italia, donde Berlusconi es el dueño, casi literal, del país y sabe que aunque uno de los suyos esté siendo juzgado saldrá positivo porque el lo mande, y si sale culpable da igual, cosas peores ha hecho él. Pero en España esto no es así, los votantes no castigan a los partidos por sus errores y sus desmandes, lo que les da rienda suelta a que hagan, literalmente, lo que les de la gana sin miedo a poder perder las elecciones y continuar en el poder, lo que realmente les interesa.

Anuncios
Posted in: Política